8 de julio de 2020

Economía de Brasil rebota más rápido de lo esperado, relativo consenso en que lo peor ya pasó

(Actividad Económica) - Distintos números dan muestra que la actividad económica en Brasil muestra signos de recuperación. Datos recientemente difundidos sorprenden al mercado con una reactivación más dinámica de la esperada. Cautela entre economistas. 

Jair Bolsonaro es visto en aislamiento frente al "Palácio da Alvorada" (Residencia Oficial), en Brasilia. El presidente confirmó esta semana que dio positivo en prueba de COVID19
Jair Bolsonaro es visto en aislamiento frente al "Palácio da Alvorada" (Residencia Oficial), en Brasilia. El presidente confirmó esta semana que dio positivo en prueba de COVID19

Disminuidas las medias de aislamiento social, son diversos los sectores de la economía que poco a poco van retomando sus actividades. A continuación, un análisis de indicadores clave que dan cuenta de una incipiente recuperación. 

Ventas minoristas Brasil


Después de una caída récord en abril, las ventas minoristas crecieron 13.9% en mayo, en comparación con el mes anterior, según datos publicados hoy miércoles (8 de Julio) por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). 

A pesar del fuerte avance, el resultado de mayo fue insuficiente para que el sector se recupere de la pérdida del 19.1% acumulada en marzo (-2.8%) y abril (-16.3%), dados los impactos de la pandemia de coronavirus y las medidas de aislamiento social.

El resultado estuvo por encima de las expectativas del mercado. Una reciente encuesta publicada por la agencia Reuters mostraba que los agentes económicos esperaban una recuperación no superior al 6% para al mencionado período.

Lo peor de la crisis ya pasó


El resultado de ventas minoristas refuerza la opinión de que lo peor de la crisis puede haber quedado atrás. 

La producción industrial también muestra recuperación. De abril a mayo en 12 de las 15 regiones encuestadas por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) los números han mejorado. En el resultado general del país, la producción industrial creció un 7% en mayo en comparación con el mes anterior, mostrando una reactivación después de dos meses consecutivos de disminución y una caída récord en abril, del 18,8%.

Según datos del fisco (Receita Federal do Brasil), la emisión de facturas muestra una fuerte recuperación. El mes pasado (Junio) tuvo el mayor nivel de emisión de facturas del año, alcanzando  R$23,9 mil millones en ventas diarias. La medición toma en cuenta principalmente las ventas entre empresas medianas y grandes, así como las ventas no presenciales de empresas a particulares. Todas las regiones del país mostraron una recuperación en el ritmo de facturación.

Adicionalmente el Presidente del Banco Central, Roberto Campos Neto, presentó un informe donde se aprecia un fuerte crecimiento en el número de transferencias bancarias y en el consumo de energía. Todas muestras de que la actividad económica se está recuperando. 

Cautela entre economistas


A pesar de todos los datos hasta aquí expuestos, son diversos los economistas que advierten sobre el alto nivel de incertidumbre económica y política que aún reina en el país. Estiman que la recuperación de las pérdidas de la pandemia debería tener lugar gradualmente, a un ritmo probablemente más lento que en las economías de América del Norte y Europa Occidental, poniendo en duda que la recuperación siga una trayectoria en "V".

Acciones suben


El índice IBOVESPA continúa en tendencia ascendente, alcanzando los niveles de inicios de Marzo. Es común que la trayectoria del mercado de capitales se anticipe a los resultados económicos. Las expectativas sobre una reactivación, sumado a las tasas de interés en mínimos históricos impulsan el valor de las acciones. 

Proyecciones económicas


Esta batería de datos pueden generar una corrección en las proyecciones macroeconómicas de Brasil. Hasta hoy las expectativas eran de una contracción del PBI del 6,5% para 2020. Los recientes números abren la posibilidad de un desplome económico menor.